sólidos platónicos

Los cinco poliedros regulares (tetrahedro, hexahedro, octahedro, dodecahedro e icosahedro) son conocidos como sólidos platónicos en honor al filósofo griego, quien descubrió algunas de sus principales características. Por otro lado, Platón escribió ya en aquella época sobre la devastación de los bosques en las islas griegas, debido a la necesidad de madera para construir embarcaciones que participaran en las guerras. También denunció los efectos de la sequía y la erosión, "las lluvias se pierden porque la tierra desnuda no las retiene", comparando el paisaje "con un perro flaco y escuálido"; lo que testimonia uno de los primeros y más sorprendentes antecedentes de preocupación por la ecología.

Javier Flores aúna ambas ideas a través de las distintas piezas de esta serie, de modo que las caras de los distintos poliedros se materializan en chapa de acero, en las que se han extraído previamente formas vegetales de especies, frecuentamente en peligro de extinción. En ocasiones disponen unas visagras que permiten que las piezas se desplieguen o contraigan, acentuando la idea de jardín interior y de protección; otras veces son las espinas, hojas y ramas las que desbordan los límites de la geometría.



diferentes vistas de Jardín Interior
 


diferentes vistas de Hexahedro desplegable


    Cúbico 1
 
Cúbico 2
 
Cúbico 3. Axon    
   

Hojas de platanero

Virtual dodecahedro

 
 
 
La "Serie Thoreau. Estudios del Natural", paneles individuales de 30x30x3 cms. se expresa a modo de apuntes de campo sobre vegetales encontrados en la naturaleza (costilla de Adán, black parrot, espinas, hojas de limonero, platanero, etc). Son dibujados digitalmente, como paso previo al proceso de oxicorte, para después cobrar vida tridimensionalmente con gran realismo.