Puerta - escultura para la casa de Joaquín Fayos

En la cordobesa calle Montemayor, esquina con la Plaza de la Trinidad, puede contemplarse la puerta - escultura encargada por el abogado y coleccionista de arte Joaquín Fayos. Realizada íntegramente en acero patinado en óxido, con un peso cercano a los mil kilos, la pieza representa unas hojas de la planta "costilla de Adán", tras las cuales aparecen unos orificios de idéntica forma, por los que penetra la luz hacia el interior de la vivienda, tamizada a través de unos metacrilatos blancos. Sin bisagras de ningún tipo, el plano de la puerta gira a través de dos pivotes anclados en el techo y el suelo, conteniendo éste último, un sistema de resortes para vencer la inercia generada por el gran peso y moverla con facilidad.  En la fachada, una ventana en forma de ojo de buey del mismo estilo antecede la puerta. La ejecución del proyecto ha sido efectuada por Metalesmo, empresa ubicada en Baena y especializada en este tipo de trabajos.




Exterior e interior de la vivienda.



Detalle del ojo de buey



Boceto en plomo



Proceso de trabajo